Seleccionar página
Reseña de REC 4 Apocalipsis

Reseña de REC 4 Apocalipsis

REC nació como un proyecto pequeño, buscando explorar el mercado. Filmada bajo la modalidad de cámara en mano, logró crear el suspenso necesario y arrastrar una buena cantidad de fans como para que se produjera, no una secuela, sino 3 al llegar a REC 4 Apocalipsis. Muchos de sus seguidores se van a sentir traicionados cuando su director Jaume Balagueró abandona la cámara en mano para irse a una cámara tradicional. No por ello abandonará la claustrofobia que producen sus predecesoras, bajo la promesa de que habrá mucho “azul y rojo” en REC 4 Apocalipsis, refiriéndose al agua -la acción se desarrolla a bordo de un barco- y a la sangre, a todo el gore que producirán los zombis en REC 4 Apocalipsis, la cual se supone que es la conclusión de la saga, si bien no queda claro si así lo será, ya que Balagueró deja abiertas las puertas para una continuación.

Reseña de Paddington

Reseña de Paddington

Un oso peruano llega a Londres en busca de una familia. Quizás no es la premisa que nos llamaría la atención para ir a ver una película. Sin embargo, Paddington dejará una huella en muchos espectadores. Aunque el osito Paddington es bien conocido por los británicos,...
Reseña de Sin City 2

Reseña de Sin City 2

Comienzo diciendo que no soy fan de las adaptaciones de cómics a la pantalla grande. Si soy fan de Robert Rodriguez, a quien admiro mucho, ya que se supo abrir camino en Hollywood a punta de talento -lo que en estos días no es el común denominador- por lo que estoy atento a cada uno de sus trabajos.
La primera parte de Sin City, si bien tuvo una buena acogida en la taquilla, me pareció lenta y hasta aburrida. El revuelo que causó el film hacía pensar que pronto estaría lista la secuela.

Reseña de Ocho Apellidos Vascos

Reseña de Ocho Apellidos Vascos

Sin lugar a dudas, estamos acostumbrados al cine de Hollywood. Y no es porque las películas que allí se producen sean mejores que las otras. Como la mayoría de las cosas en la vida, es cuestión de dinero. Lo que allí se produce, viene investido por un manto de publicidad y mercadeo que para el resto de los cineastas -incluyéndome- es una barrera casi infranqueable.

Cada día más, quizás por la globalización, quizás por la simple evolución de la cultura, el cine independiente (y llamo cine independiente a todo lo que no sea producido por uno de los grandes estudios norteamericanos, aunque el término no sea acertado en su totalidad, pero me permito la licencia) se abre paso y se atreve a desafiar a los endiosados gigantes.