Seleccionar página

Un oso peruano llega a Londres en busca de una familia. Quizás no es la premisa que nos llamaría la atención para ir a ver una película.

Sin embargo, Paddington dejará una huella en muchos espectadores. Aunque el osito Paddington es bien conocido por los británicos, ya que está basado en la serie de libros Paddington Bear, escrita por el británico Michael Bond, no es famoso -como los caracteres creados por Disney- fuera de las fronteras del Reino Unido.

Eso no impidió que el proyecto de producir la película, anunciada en 2007, tras muchos tropiezos, viera la luz siete años más tarde, en 2014. Colin Firth fue escogido para hacer la voz de Paddington, pero renunció en 2013 ya que los productores no consideraron su voz adecuada, siendo Ben Winshaw quien terminaría dándole vida al pequeño Paddington.

Sinopsis y trailer de Paddington

Paddington es un oso que ha crecido en las profundidades de la selva peruana junto a su tía Lucy quien, debido a un encuentro casual con un explorador inglés, ha inculcado en su sobrino el sueño de vivir en Londres. Cuando un terremoto destruye su hogar, ella decide ocultar a su joven sobrino en un barco rumbo a Inglaterra en busca de una vida mejor. Cuando el pequeño llega solo a la estación londinense de Paddington, se da cuenta de que la vida de la ciudad no tiene nada que ver con lo que se había imaginado, hasta que conoce a los Brown, una bondadosa familia británica que se lo encuentra con una etiqueta alrededor del cuello en la que se puede leer: ‘Por favor, cuide de este oso. Gracias’. Los Brown le acogen en su casa mientras Paddington busca al famoso explorador que dejó marcada a su tía Lucy muchos años atrás. Sin embargo, poco después, una siniestra y atractiva taxidermista se fija en él, lo que supone una amenaza para su hogar y para su vida.

Análisis de Paddington

Una animación -combinación de imágenes generadas por computador y animatrónica- exquisita le da vida al pequeño oso de una forma alucinante. Una vez que te sientas a mirar la película, pronto olvidarás que los osos no son capaces de hablar, ya que tanto la expresión facial de Paddington como sus movimientos son completamente verosímiles.

Tanto es así, que el oso animado es capaz de hacerte sentir pena por él cuando se comienza a meter en problemas. Aplaudo como se decantaron en tocar la parte humana en vez de irse por los efectos, tradicionales en este tipo de películas. Y no es que los efectos no sean buenos, por supuesto que lo son. Una fotografía muy cuidada, sin complicarse, que nos cuenta la historia de la mejor manera posible escena tras escena.

Paddington no me pareció la típica película que quiere capitalizar con los más pequeños, ya que detrás de todos los artificios para divertirlos, se encuentra una gran lección acerca del amor, la familia y aquellos valores que nuestra sociedad parece haber perdido. Podemos ver Paddington como la historia de un rechazado, un incomprendido que trata de abrirse paso en una sociedad de la cual cree entender sus reglas, sólo para darse cuenta de que no es así.

Por otro lado, la película se mueve a buen ritmo, y si bien cae en algunos clichés, muestra algunas cosas novedosas para el género. Sin embargo, lo que me gustaría destacar es que me pareció una nueva versión de 101 dálmatas, aunque muy bien llevada. No es algo para criticar, ya que todas las películas siguen arquetipos similares, pero en mi opinión, pudieron haber conseguido un giro más atrevido, sin salirse de la línea del género.

Paddington nos muestra en el papel de villana a una Nicole Kidman, sin ningún destello de gran actriz. Es más un nombre que otra cosa. En términos generales la actuación es muy creíble y la producción impecable.

Como detalle final, Paddington es la película más cara que ha producido Studiocanal, con un presupuesto cercano a los $50 millones de dólares. Considero que es una película que hay que ver.

[rwp-review id=”0″]

 

Share This

Share This

Share this post with your friends!

Share This

Share this post with your friends!